¿Es Android el sucesor de Windows XP?

La verdad es que no puedo estar más decepcionado con Android, el sistema operativo de Google para entornos táctiles ha demostrado ser un peligro para la seguridad en las TIC a nivel mundial. Aplicaciones peligrosas, bugs imperdonables como apagados repentinos de los smartphones o bloqueo del brillo o de la wifi que solo se solucionan reiniciando el aparato (bueno, apagándolo y volviéndolo a encender), son solo algunas cosas feas que he visto.


Sin duda Android ha resultado una decepción para muchos, tanto que muchos seguidores del Open Source y de Linux en particular han decidido apostar por iPhone antes que por Android. Aplicaciones peligrosas, numerosos boquetes de seguridad, bugs que tendrían que estar depurados para un correcto funcionamiento en un smartphone, rendimiento mejorable... Las carencias de Android han mostrado ser muchas, con lo que se me ha venido a la cabeza ese nombre para el artículo.

Uno de los motivos de mi migración a GNU/Linux fue sin duda porque estaba más que harto y cansado de mantener aquel peligro para la seguridad que es Windows XP. Si, es un sistema operativo muy funcional, no lo niego, pero si no lo refuerzas con un Kaspersky Internet Security (eso si, pagado, nada de crackeado) tarde o temprano algún malaware te fastidiará el ordenador. Que si pasa el antivirus, que si pasa el antispyware, que si desfragmenta el disco duro, que si limpia el registro... Todos los fines de semana tenía que dedicar el domingo entero para mantener y muchas veces formatear el maldito Windows XP que no paraba de pillar malawares. En la lejanía Android me está dando la misma sensación, todavía no me ha pasado nada porque por suerte apenas uso Internet en mi Galaxy Mini, ya sea por el Internet móvil o a través de wifi.

Mucha gente me dirá ahora que mi Galaxy Mini es una porquería y que por eso Android me falla. Pues a esas personas les digo que si necesito un smartphone potente para simplemente disfrutar de un sistema operativo móvil sin fallos me encuentro ante un problema similar al que me encontré con Windows Vista, aunque este último no va fluido ni en una supercomputadora.

Yo no uso el smartphone para grandes cosas, lo uso para probar páginas web que desarrollo en entorno táctiles, hacer la lista de la compra, charlar de forma muy esporádica a través de Whatsapp y como no, lo que más hago con el smartphone, llamar y mandar mensajes SMS (si, soy un poco antiguo). Con esto estáis viendo que es normal que no pida un iPhone 5 o un Galaxy SIII, porque sinceramente lo considero matar moscas a cañonazos. Creo que con un móvil más humilde puedo tirar perfectamente y parece que Android no responde a esta necesidad.

Muchos le echan la culpa a los fabricantes, sin embargo Windows ha estado en la misma tesitura que Android toda la vida y sin embargo los dispositivos que dan problemas son contadísimos, cosa que no se puede decir de Android. Sinceramente, para mi la raíz de Android es que está mal hecho desde la base y que desde entonces andan parcheando como pueden, empezando por el empleo de Java, una tecnología que ha dejado en evidencia muchas veces su pobre rendimiento y su penosa seguridad, así que lanzo la siguiente pregunta, ¿es Java el origen de los problemas de Android?, quizá no de todos, pero yo diría que de muchos si.

Todo esto sin mencionar la decepción que me ha supuesto Android como proyecto Open Source debido al uso rastrero que hace Google de la licencia Apache 2.0 de Android, usándola como si de una licencia de software privativo se tratase.

Pero sin duda lo que me preocupa de Android es que se ha erigido como una amenaza para la seguridad en la informática, copando ya el 75% del mercado.

La "Era Post-PC" ya tiene su particular bomba a nivel de seguridad.

Comentarios

  1. Aunque te decepcione como proyecto Open Source, es menos cerrado que iOS y Windows Phone en ese aspecto. Por eso, siempre tiro a por Android hasta que lleguen las alternativas (como Firefox OS, Ubuntu Mobile, Tizen, Sailfish OS, entre otros)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ese artículo lleva ya un tiempo (fíjate en la fecha) y opinión en torno a Android ha cambiado bastante.

      Por entonces el ecosistema Android era un sitio descontrolado donde a Google le importaba un comino la calidad y hasta había amenazas de volverlo software privativo usando las cláusulas de la licencia Apache 2.0 del proyecto (tardaron tela en liberar el código de Android 3 y lo liberaron más por las críticas que porque realmente quisieran). Todo eso llevó a Google a chocar con los fundadores del proyecto, los cuáles muchos seguían vinculados y fueron abandonando el barco denunciando que Google hacía bien poco por la filosofía abierta del proyecto.

      Mi experiencia en torno a Android siempre fue con dispositivos Samsung y eso no me ayudó a tener una buena impresión del sistema, ya que las implementaciones de Android de la empresa coreana son una basura. Llevo con un Moto G varias semanas y vaya cambiazo, era alucinante ver aquel cacharrito ir más fluido y con menos fallos que cualquier Samsung, y es que las capas de personalización son uno de los mayores cánceres de Android por lo que he podido comprobar. Desde entonces le he puesto una cruz a Samsung, y es que el Moto G, salvando el Quad Core que gasta como procesador, no es nada del otro mundo.

      Después de las críticas parece que los fantasmas de volver privativo a Android han desaparecido, ya que uno de los grandes atractivos del universo Android es que se abierto y eso podría ahuyentar no solo a muchos usuarios, sino también a muchos desarrolladores y esto último si que le haría pupa a Google.

      Luego, no hace mucho leí de que muchos fabricantes se están planteando eliminar las capas de personalización, ojalá lo hiciesen, porque eso daría una limpieza a un ecosistema bastante maltratado y dejado en muchas ocasiones.

      Para terminar, veo en las última versiones de Android cierta apuesta por la calidad, quizá por el empuje de Windows Phone que, aunque en España no se está notando, en América Latina ya ha desbancado a iOS como segundo sistema operativo móvil y en algunos países de Europa ya tiene una cuota en torno al 10%. Y es que Google jamás temió a Apple porque los perfiles de usuario de una u otra plataforma son muy diferentes, pero Windows Phone tiene el mismo público objetivo que Android. De hecho probé un Nokia (creo que Lumia 920) con Windows Phone 8 y funciona muy, pero que muy bien, super rápido y muy fluido, y es que Microsoft desde el batacazo de Vista cuida mucho la calidad de sus productos.

      Se puede decir que en este año y medio casi Android ha progresado adecuadamente, más que nada ante una posible competencia, Windows Phone, que estaba haciendo una mayor apuesta por la calidad que Google con Android.

      Sobre las alternativas, yo espero que Ubuntu Phone se convierta en una alternativa real, cuando lo sea, apostaré por ese sistema, ya que ahí Canonical pretende dar un sistema operativo, según veo, más completo que la competencia y sin tantas intenciones de limitar al extremo la experiencia de usuario.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares