KDE es el único que ofrece una solución coherente en la Era Post-PC

Está claro que en la informática andamos en una era de transición, en donde las tabletas y los smarthpones le están quitando protagonismo a los ordenadores de sobremesa y los portátiles. Hoy voy a dedicar una entrada a KDE y por qué me parece el único proyecto que conozco que ofrece una solución coherente en esta era de transición.



KDE es un proyecto casi desconocido para el gran público, pero si muy conocido entre los que se mueven en el Software Libre y el Open Source.

KDE, cuando nació, estuvo envuelto por la polémica debido a que por entonces las librerías gráficas Qt no eran libres, lo que llevó el rechazo de casi toda la comunidad del Software Libre (por entonces el concepto del Open Source estaba un poco verde). Con el tiempo la comunidad de KDE consiguió convencer a Trolltech, por entonces desarrolladora de Qt, para que liberase la librería, pero ya fue tarde, Gnome y GTK, que siempre fueron libres, consiguieron posicionarse por delante de KDE siendo el entorno de escritorio principal de la mayoría de las distribuciones, como Debian ó Red Hat y posteriormente Ubuntu.

Explico esto porque es una pena que KDE no tenga el protagonismo que merece dentro de la informática, siendo el mejor entorno de escritorio Open Source con gran diferencia, creo que su proyecto y su comunidad han sido los únicos que han aportado una solución coherente a la llamada Era Post-PC, esa que según Steve Jobs y algunos profetas iba a jubilar los PC, pero yo creo que se quedará lejos de eso aunque si le quitará cuota de mercado.

Mientras que otros intentan crear un entorno universal, KDE ha apostado por crear un entorno diferente para cada tipo de dispositivo. Se habla mucho de la iOSación de OS X, tenemos a Android, el Modern UI de Microsoft, Gnome-Shell... Han sido todos entornos que han intentado ofrecer soluciones universales tanto para el escritorio como para los dispositivos táctiles, una dirección que no está gustando a mucha gente, sobre todo en los sectores profesionales. Por contra KDE ha apostado por hacer tres productos diferenciados según el tipo de dispostivo:


  • Para portátiles potentes y desktop tenemos Plasma Destkop, pensado para tener un entorno de escritorio potente y tradicional que facilite el trabajo o bien para poder presumir de tener algo potente y bonito gracias a Kwin.
  • Para netbooks con Plasma Netbook, un entorno pensado para netbooks y portátiles con pequeñas pantallas y poca potencia. Personalmente no lo uso ya que Plasma Desktop se adapta igualmente a las resoluciones de los netbook, aparte que no me termino de acostumbrar a Plasma Netbook.
  • Y tenemos Plasma Active para dispositivos táctiles, tan de moda desde que Steve Jobs convenció al mundo de la necesidad de las tabletas.


Como veis, personalmente pienso que la solución de KDE es más coherente que lo que intentan hacer los demás con sus entornos universales. Cada dispositivo con su interfaz, sin más, porque un laptop o un desktop no es una tableta ni viceversa.

Comentarios

Entradas populares