LibreOffice Vs. Apache OpenOffice, la actual ofimática Open Source

En los viejos tiempos la guerra de las suites de ofimática estaba centrada en Microsoft Office y OpenOffice que, reconozcamoslo, nunca fueron comparables a nivel cualitativo. Sin embargo, gracias a una empresa estúpida como pocas llamada Oracle, ahora tenemos todo un parque de atracciones particular en el tema de la ofimática Open Source.


OpenOffice, cuando pertenecía a Sun, era el gran referente de la ofimática Open Source, pero la suite de Microsoft siempre estuvo a años luz de sus perseguidores, lo que hacía que muchos ni se plantearan migrar a OpenOffice, preferirían gastar dinero en licencias de Microsoft Office.

También había que ver la situación de monopolio de OpenOffice, que dominaba en solitario su propio mercado, el de las suites ofimáticas Open Source, lo que hacía que tanto Sun como la comunidad que rodeaba OpenOffice no se dieran demasiadas prisas en mejorar su producto. De hecho muchos fueron los que criticaban el más que lento avance de OpenOffice y con razón.

Todo cambió cuando una empresa más que ideseable llamada Oracle decidió adquirir Sun. Oracle nunca escondió sus intenciones, jamás le interesó OpenOffice, con lo que todo el mundo se temía lo peor, como que volviese el proyecto privativo o bien que lo matara de forma que no se pudiese recuperar. La verdad es que Oracle, una empresa muy humilde ella, se dedicó a estancar el proyecto solo para reírse de la comunidad a cambio de recibir una cuantas palmaditas en la espalda por parte Microsoft.

La situación se estaba volviendo insostenible por meses, así que la comunidad que rodeaba OpenOffice se armó de valor y declaró la independencia a Oracle. La verdad es que a la empresa californiana le sorprendió aquella decisión y tardó en creérselo, pero todo era cierto, la comunidad que acompañaba a OpenOffice bifurcaba la suite, naciendo LibreOffice.

Pronto la nueva comunidad de LibreOffice empezó a buscar apoyos y a estructurarse, creando la Document Foundation, una fundación apoyada por la Free Software Foundation que se encargaría de velar por el correcto desarrollo de LibreOffice, respetando los principios del Software Libre y apoyando de forma incondicional ODF. A nivel de empresas tampoco le fue mal, Red Hat y Novell en seguida se apuntaron al carro, ya que todo apuntaba a que OpenOffice iba a morir en manos de Oracle.

Los meses fueron pasado y por mucho que le pese a Oracle, LibreOffice se consolidó y se convirtió en la suite ofimática por defecto de casi todas las distribuciones GNU/Linux, mientras que OpenOffice estaba al borde del precipicio. La nueva situación, esperanzadora para la nueva suite, hizo que Oracle empezara a llorar como un niño chico durante una buena temporada, ya que el dinamitar OpenOffice ya no le servía para seguir puteando a ninguna comunidad.

Después de llorar durante mucho tiempo, Oracle se tranquilizó y tomó una decisión, donar OpenOffice a la Apache Foundation, que acogería el proyecto con los brazos abiertos aunque sin muchos apoyos. La verdad es que Oracle pudo haber donado OpenOffice a la comunidad en vez de ir puteando como si fuese el matón de la clase, pero bueno, al menos no terminó matando la suite.

Con OpenOffice en manos de Apache, había una esperanza de que la veterana suite abierta pudiese resucitar y así fue. La Apache Foundation dudó entre mantener la GPL o bien cambiar la licencia y decidió lo segundo, con lo que tocó retocar buena parte del código de su nuevo producto para que pudiese ser compatible con licencia Apache 2.0. Aparte, renombraron la suite, que pasó de OpenOffice.org a Apache OpenOffice.

Tiempo después salió la primera versión de Apache OpenOffice, que tuvo resultados dispares. Mientras que en Windows arrancaba mucho más rápido que LibreOffice y rendía mejor, en GNU/Linux ocurría todo lo contrario, LibreOffice pateaba a su rival. Parecía que AOO estaba más optimizado para Windows, mientras que LO lo estaba para GNU/Linux. A pesar de ello hubo mejoras notables en OpenOffice, lo que dejaba claro que el proyecto estaba lejos de estar muerto. Sin embargo, Apache OpenOffice no consiguió muchos apoyos de terceros, con lo que la Apache Fundation se vio un poco sola para mejorar su suite.

Pero no todas iban a ser noticias grises para la Apache Foundation, y es que tiempo después recibió un buen regalo. Le fue donado el código de Lotus Symphony, la suite abierta de IBM que estaba basada en OpenOffice, aunque IBM hizo unas cuantas modificaciones bastante interesantes que no ayudaron a que su suite se diera a conocer. Esto fue sin duda un nuevo reto para Apache, que tuvo que cruzar ambos proyectos e intentar sacar algo de calidad.

Tiempo después la Apache Foundation liberaría OpenOffice 4 con una nueva interfaz, bueno, tampoco tanto, pero añadía una barra lateral que ponía la base para una adaptación a pantallas panorámicas, algo que los usuarios de LibreOffice llevaban años demandando, pero que hasta la llegada de OpenOffice 4 no se ha hecho realidad. La comunidad de LibreOffice también ha estado trabajando en una implementación de una barra lateral, con el mismo aspecto que el de OpenOffice, sin embargo se nota que la Apache Foundation ha cogido la delantera, ya que la barra lateral de AOO es estable, mientras que en LO está todavía en desarrollo. Aparte, la gente de Apache han mejorado de forma exponencial el rendimiento de OpenOffice, tanto que en mi desktop se abre de forma casi instantánea, algo inimaginable en estas dos suites ofimáticas abiertas hace tan solo unos meses. Ya no había ese rendimiento dispar en GNU/Linux y Windows, ahora AOO va fenomenal en cualquier plataforma.

No hay que olvidar un pequeño detalle y es que una de las empresas que sustentan la Apache Foundation es Microsoft, con lo que se huele en el horizonte una más que posible mejor implementación del estándar de los de Redmond, OOXML, que podría ayudar a mejorar la interoperabilidad entre ODF y OOXML, algo que me parece fundamental en la suites ofimáticas del futuro.

La licencia Apache 2 también es otra ventaja que tiene OpenOffice para empresas con alergia a la GPL, como la propia Microsoft, lo que le abre más puerta en el sector corporativo.

He hecho una ligera comparativa del tiempo de arranque de una y otra suite en una máquina virtual. La verdad es que he hecho unas cuentas pruebas y OpenOffice 4 siempre arranca más rápido que LibreOffice 4.1, aparte que a la hora de instalarlas AOO iba del tirón, mientras que para instalar LO 4.1 en Fedora tuve que instalar el paquete gnome-vfs2.

Para que veáis que no miento he hecho un par de vídeos sobre el tiempo de arranque de cada una, la diferencia entre una y otra es notable, aunque tampoco es que sea grande. Aparte hay que ver que las máquinas virtuales tampoco es que sean muy buenas para este tipo de pruebas, pero vaya, alguna conclusión se extrae.

Aquí tenemos el arranque de LibreOffice, que tarda aproximadamente 15 segundos.


Y aquí tenemos el arranque de OpenOffice, que tarda aproximadamente 12 segundos.


En máquina física solo puedo decir que OpenOffice 4 arranca mucho más rápido que LibreOffice 3.6, que creo que es la versión que trae Fedora 18.

Lo malo de OpenOffice es que sigue sin traer un paquete para integrarlo en KDE y LibreOffice solo trae uno para KDE 3, así que yo, que he decidido migrar a OpenOffice, me he tenido que comer la integración con Gnome y esperar que Oxygen-GTK hiciese su trabajo y la verdad es que no ha quedado mal, aunque la ventana de diálogo muestra los botones con una especie de sombra plana muy fea. Pero vaya, este es un mal muy menor dentro de un resultado más que aceptable.


Eso si, ver LibreOffice u OpenOffice sobre Gnome-Shell es que es una delicia, porque en mi humilde opinión es toda una preciosidad (cosa que podéis ver en los vídeos). La verdad es que el estilo de Gnome-Shell le sienta como un guante a estas suites.

En fin, voy concluyendo esta olvidable entrada creada por un friki que vive en una cueva. La verdad es que lo que parecía ser el fin de la ofimática abierta (lo que habría sido un duro golpe para GNU/Linux en el escritorio) ha terminado con dos suites ofimáticas con propósitos similares que compiten entre ellas, ayudando una a hacer mejor a la otra. Algunos dicen que es tonto tener dos proyectos con los mismos propósitos y yo soy de los que piensan así, pero creo que esta es una excepción, ya que el pique entre estas suites ha servido para una evolución mucho más rápida de la ofimática de código abierto.

Comentarios

  1. Ya te digo que en este caso de fragmentación genera una competición que va ser interesante a lo largo del tiempo, si sobretodo se suma Calligra Office que puede ser un buen rival. En todo caso, ¡muy buen artículo!

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno tu articulo! Estoy usando Libre Office, pero me dieron ganas de probar Open Office a ver como anda ahora despues de tanto tiempo! Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Excelente !!
    Creo que Oracle se libro de OpenOffice antes de que la mayoria de Suites apostara por libreoffice , tengo que ver bien la linea de tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo estaba dudando en qué instalar y voy a probar AOO 4 bajo windows en el ordenador secundario. A ver si mejora la compatibilidad con los excels de MS Office, porque ahora es toda una odisea compartir documentos en la oficina :P

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno el articulo, ahora en mi opinión debemos volcarnos todos a LibreOffice pues los programadores de LibreOffice pasaron una prueba de fuego que los dignifico como personas altruistas y que tienen huevos, para que todo el potencial beneficie rápidamente un gran progreso y mejoramiento de esta notable suite y la gente rápidamente se mude y deje la ofimática de Microsoft, gracias y les dejo mi blog: http://postapase.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Pues hace ya tiempo que deje de usar software libre, sobre todo por que trabajo en una oficina donde todo gira alrededor de Microsoft Office y me costaba mucho compartir archivos debido a los cambios esteticos con los formatos, eh decidido volver al software libre ya que quiero probra que tal sigue esto. Empezare probando AOO y ya veremos.

    Dejo mi blog por si alguien se quiere pasar. http://www.virtual3xchange.com

    ResponderEliminar
  7. Fantástico artículo, claro y objetivo. Mil gracias.

    ResponderEliminar
  8. Hola, encontré estos videos y me parecieron interesantes, los comparto con ustedes.

    En este video encontraran algunas de las diferencias entre libreoffice y openoffice

    http://www.youtube.com/watch?v=o6sZKk9hRIs&feature=youtu.be

    Para hacer una correcta migración de MS office LibreOffice u OpenOffice

    http://www.youtube.com/watch?v=VU0vJ79d61U

    Para cursos completos de libreoffice y openoffice pueden visitar

    http://www.tutellus.com/2359/libreoffice-y-openoffice-en-un-solo-curso

    ResponderEliminar
  9. Hola, soy muy amante del sofwar libre, e instalé la última versión de apache open office, y mi primera decepción fue comprobar que me tardó casi 15 minutos en cargar una presentación de power point de las antiguas que tenía por ahí. Así es muy difícil que estos programas puedan ser alternativa a micorsoft, estando tan lejos en efectividad.

    ResponderEliminar
  10. Soy usuario de Windows, he usado la suite desde sus origenes como Staroffice, desde aquel tiempo hasta ahora la he usado para todos mis trabajos, especialmente el Writer, para no hacer larga la platica, la mejor version de cualquiera de las dos (openoffice/libreoffice) es la version 3.6.7.2 de Libreoffice, instale cada una de la ultimas (antepenultimas y penultimas versiones, etc etc) de las 2 suites, y me he decepcionado bastante de openoffice ya que en ciertos documentos se trababa la aplicacion (siendo constante el bug desde la primera version de Apache). Con respecto a Libreoffice he estado instalando/ desinstalando las versiones 4, siento que en vez de mejorar empeoran el producto, un error grave es que practicamente destruyeron la utilidad de copiar formato a nivel de parrafo.
    Por cierto, tambien probe 2 versiones de symphony el año pasado, interesante para mas lento que open y libre, no me convencio, capitulo cerrado.

    ResponderEliminar
  11. HOLA, HE PROBADO AOO Y LO; LO QUE MÁS ME INTERESA NO ES LA VELOCIDAD CON LA QUE ARRANQUEN AMBAS, SINO LA CONEXIÓN A DATOS EXTERNOS VÍA ODBC. EN LIBRE OFFICE FUNCIONA PERFECTO, PERO CON AOO NO FUNCIONA, SÍ SE CONECTA, PERO AL MOMENTO DE DESARROLLAR UNA CONSULTA SQL SE CUELGA. LO HE INTENTADO MÁS DE 10 VECES Y NO FUNCIONA, ADEMAS QUE EN CIERTAS COMPUTADORAS (GENERALMENTE 64 BITS) LAS TABLAS DINAMICAS SE DESCONFIGURAN Y LA INFORMACIÓN SE ALTERA (ALGO MUY GRAVE). POR ESTA RAZÓN ME HA TOCADO CONTINUAR CON LO. SERÁ QUE ALGUIEN TIENE ALGUNA EXPERIENCIA SIMILAR??

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares