¿Es Linux el mal?

Hace un tiempo tuve una discusión entretenida en Google+ que fue bastante constructiva. Esta me ayudó a descubrir algunos de los derroteros por los cuáles se está dirigiendo GNU/Linux en los últimos tiempos, siendo la cada vez mayor integración entre GNOME, Linux y Systemd la parte que más me ha sorprendido, aparte de las duras críticas de David Cecilia Cantó a la comunidad Fedora y sus supuestas imposiciones, lo que ha hecho que me plantee la siguiente pregunta: ¿Es Linux el mal?


Leer toda aquella discusión es un tocho de cuidado, pero el verdadero detonante fue la migración de Solous OS a Qt. Yo le respondí a David que muchos migran a Qt no por la maldad de la comunidad Fedora, sino porque Qt ofrecía unas posibilidades mayores que GTK, siendo un framework más potente, con un IDE oficial (Qt-Creator) y que por eso se adapta mejor a las nuevas metodologías de programación debido a que C++ es en un lenguaje de programación orientado a objetos, que lo vuelve mucho más productivo que GTK y se pueden hacer aplicaciones más complejas en menos tiempo, algo que es vital en proyectos que sobreviven gracias al tiempo libre de muchos programadores.

David me dio la razón ahí, pero no pude rebatir su argumento sobre Fedora, GNOME, Systemd y Linux, ya que aquello era algo totalmente nuevo y aunque se que Red Hat es una empresa que busca defender sus intereses y hacer valer su tecnología por encima de la de los demás (por algo es una empresa con ánimo de lucro), tengo que reconocer que no esperaba que la cosa hubiese llegado tan lejos.

Todo esto me ha hecho pensar sobre algunos de los problemas que arrastra GNU/Linux, siendo en mi opinión la fragmentación el peor de ellos. No es la primera vez que critico en la red la excesiva fragmentación de este sistema, de hecho yo lo catalogo como un cáncer, sin cursivas, ni comillas, porque la verdad esto ha llegado a un extremo totalmente insostenible, con tropecientas distribuciones totalmente incompatibles entre si, API rotas por doquier, retrocompatibilidad inexistente (aunque tampoco pido la barbaridad de Microsoft, que no hace falta que se pueda ejecutar MS Office 97 en Windows 8), interoperabilidad entre distribuciones cada vez más chunga y con la polémica de Mir y Wayland que ha abierto la puerta a que los blobs privativos para las gráficas nVidia y AMD puedan no funcionar sobre alguno de los dos servidores gráficos, aunque parece que por ahora la cosa seguirá funcionando más o menos igual, pero claro, por ahora.

Red Hat lo tiene bien claro, quiere controlar el ecosistema GNU/Linux y que menos que hacer que sus productos y Caballos de Troya sean partes inseparables.

No se si esto tiene algo que ver, pero en Fedora 18 y 19 mi experiencia con KDE fue cayendo en picado hasta el extremo de tener que dejar este entorno en favor de GNOME. Me ha sido un poco triste tener que dejar el entorno de la K, pero es que en Fedora 18 vi que aplicaciones como Apper dejaban de hacer bien su trabajo, teniendo que recurrir a Yum Extender. Con Fedora 19 la cosa fue a peor y la experiencia con KDE era lamentable, con un rendimiento patético y un sistema que no se por qué se acabó corrompiendo. Al ver lo que podía tardar en arreglar el tema, decidí hacer un formateo parcial del disco duro y regresar a GNOME.

Aunque la transición fue un tanto forzada, la verdad es que no me puedo quejar, ya que he notado una gran mejoría de GNOME-Shell, sobre todo desde que Red Hat se diese cuenta de que usar GNOME 3 como torpedo contra Canonical le terminó estallando en la cara, teniendo que recurrir al parche de GNOME Classic para Red Hat 7, y es que no es de recibo que después de más de dos años GNOME-Shell todavía parezca un entorno inmaduro, pero claro, se tiraron año y medio más pendientes en cómo torpedear a Canonical con las roturas de las API antes de dotar de calidad a su producto.

A pesar de todo, GNOME-Shell ha madurado mucho y la mejora en los últimos meses es más que palpable. De hecho he decidido volver a este entorno de forma definitiva.

Pero no todas son buenas noticias para GNOME-Shell, ya que el menú principal de las aplicaciones te lo puedes encontrar en tres sitios diferentes, ya sea el menú principal clásico de toda la vida, el famoso botón universal de Files (antiguo Nautilus) o bien puede estar a la derecha de Actividades, donde aparece la aplicación sobre la que tenemos puesto el foco.

La impopularidad de Red Hat entre buena parte de la comunidad y seguidores de Linux es más que palpable y cuando esta se encuentra metida en algo, son muchos las que la critican y le cuelgan todos los males que arrastra GNU/Linux, sin embargo, yo no creo que sea el único culpable en todo este asunto.

¿Qué opina la Free Software Foundation?

Si, así, con su propio subtítulo pongo la pregunta, porque no hay que olvidar que GNOME significaba en sus inicios GNU Network Object Model Environment, con lo que no hace falta ser un iluminado para deducir quién es el dueño de iure de este entorno de escritorio, la misma fundación de Stallman, aunque quien lidera el desarrollo y en consecuencia dueña de facto sea Red Hat.

¿Qué opina la FSF al respecto?, ¿por qué no dice nada?, ¿es que esta fundación solo está por velar el correcto cumplimiento de la licencia GPL de forma aséptica?, ¿dónde está la libertad del software como filosofía? Para mi la libertad es más que una aplicación aséptica de la GPL, se trata de que el software sea libre no solo en su licencia, sino también en su uso e implementación y en esto último es donde el producto de la Free Software Foundation cojea de forma clara, ya que la dependencia de GNOME de Systemd ha hecho que la portabilidad de Gnome 3 a sistemas BSD se vea casi como una entelequia. De hecho Gnome 3 lleva ya mucho liberado y todavía no se ve en el horizonte su port a sistemas BSD, cosa que si tienen Gnome 2, KDE en todas sus versiones, XFCE y también LXDE (por nombrar los principales entornos).

Y es que pese a todo, no hay que olvidar que la benévola Free Software Foundation también tiene sus propios intereses y también le interesa que sus productos tengan cuota de mercado, porque claro, si se quedan sin gente que apoye sus proyectos mueren por pura inercia, como cuando a un coche se le acaba la gasolina y no frena en seco.

No hay que olvidar que la fundación de Stallman no solo desarrolla GNOME, también desarrolla la biblioteca gráfica que lo alimenta, GTK, aunque cada día menos programadores independientes lo apoyan debido a la falta de herramientas que ayuden a hacerlo más productivo, cosa que si tiene su rival directo, Qt. Tampoco hay que olvidar la encarnizada guerra que hubo entre GNOME y KDE, ya aplacada debido a las más que distantes filosofías que sigue cada uno, sin olvidar toda la mierda que Stallman e Icaza vertieron en su día contra KDE, todo gracias solo a la incompatibilidad de la QPL con la GPL, porque curiosamente la licencia QPL que llegó a usar (y no se si sigue usando) Qt es Software Libre según la FSF, incompatible con la GPL, pero Free Software.

Tampoco hay que olvidar el fracaso de Hurd, ya asumido por la FSF, lo que posiblemente haya hecho que se centren en engancharse a Linux a toda costa.

¿Algo que decir?, The Linux Foundation

No hay que olvidar que a día de hoy Systemd solo se ejecuta bajo Linux, esto es lo que ha hecho que la comunidad Debian no apueste por él, ya que esta tiene una versión que utiliza el kernel de FreeBSD de su famoso sistema operativo. Esto rebota en Ubuntu, que tampoco apuesta por Systemd en favor de Upstart y como bien apunta David, hace que Ubuntu mantenga mejor la filosofía libre del software debido a que la piezas siguen siendo totalmente intercambiables.

Quizá la Linux Foundation no tenga un papel muy activo en todo esto, pero está claro que su rol pasivo tampoco es que ayude a frenar las intenciones de Red Hat y el saber que quien maneja el cotarro del kernel, Linus Torvalds, es usuario de Fedora, es todo un espaldarazo para la empresa del sombrero rojo y la comunidad de esa distribución.

¿Estamos ante los albores del primer GNU/Linux integral?

Como ya sabemos, GNU/Linux nunca fue un sistema operativo integral, sino un conjunto de herramientas que se han ido uniendo. Aunque mucha gente desconoce esto aun, GNU/Linux es básicamente la unión de las herramientas de del proyecto GNU con el kernel de Linux, de ahí su nombre, ya que el kernel originario del proyecto GNU, Hurd, le estaba costando despegar y fue reemplazado por Linux.

Está más que claro que Linux no se ha podido librar de la ambición de empresas que no son ni por asomo Hermanitas de la Caridad y que pretenden imponer sus soluciones en el mercado. Red Hat es una empresa con ánimo de lucro y para mantener su liderazgo en Linux lo tiene bien claro, tiene liderar y si hace falta, imponerse en su desarrollo. Es evidente que hoy en día buena parte del mundillo de GNU/Linux baila al son de lo que mande la comunidad de Fedora, compuesta en su mayoría por empleados de Red Hat.

¿Qué opino al respecto?

Yo, antes de seguidor del Open Source, soy un usuario técnico (no gran cosa, pero bueno) y no han sido pocas las veces que he criticado la excesiva fragmentación dentro de GNU/Linux. No estoy frontalmente en contra de esta y no estoy de acuerdo con la distribución única que algunos defienden por ahí, pero tampoco defiendo el caos y el desorden en que se ha convertido todo esto.

El ejemplo más claro lo tenemos en el desktop, cada día que pasa a GNU/Linux le cuesta más ofrecer buenas soluciones, ¿por qué?, dispersión de esfurezos. La aparición de GNOME 3 supuso la fragmentación de este en GNOME-Shell, Unity y Cinnamon, lo que hizo que el maravilloso GMOME 2, al cual solo le faltaba ser algo más bonito, haya derivado en un proyecto fragmentado con desarrollos separados que después de años siguen sin despegar, siendo Unity en mi opinión el mejor acabado, ya que GNOME-Shell, por arte y gracia de Red Hat, ha sido usado durante año y medio como torpedo solo para fastidiar a Canonical, aunque parece que ya están rectificando desde que su broma le estallara en la cara al tener que meter GNOME-Classic en Red Hat 7. Cinnamon, a pesar de ser un esfuerzo hecho con una gran voluntad, la verdad es que me sigue pareciendo un parche en vez de un entorno, aunque no he probado la última versión de este.

La situación del Linux desktop es tan triste que hasta el mismísimo Linus Torvalds ha confesado que la experiencia de Linux desktop es mejorable y que no hay ningún entorno que le guste. No es ningún secreto que el padre de Linux usa ordenadores Apple, lo que siempre ha levantado sospechas en torno a su persona, ¿usa Linus OS X?, él dice que no, pero a nosotros no nos queda otra cosa que creerle y no es la primera vez que pillan a la Linux Foundation con las manos en la masa.

Tampoco hay que olvidar que la Linux Foundation creó hace tiempo las Linux Base Standards, usadas como papel para el culo por todas las empresas y comunidades que rodean GNU/Linux, lo que dejó en evidencia la escasa cooperación y la nula esperanza de una cierta estandarización más que necesaria, con lo que creo que alguien tiene que pegar un puñetazo en la mesa e imponer su criterio y si esta es Red Hat, bienvenido sea. Otros preferirán a Canonical, pero la empresa de Mark Shuttleworth en realidad no es más que un pez globo que no tiene medios para liderar algo tan voluminoso como lo que es Linux hoy en día.

Comentarios

  1. Es triste hasta donde a llegado la situación en el escritorio linuxero... y de la fragmentación sin comentarios. O alguien impone respeto o esto se va a convertir en un casa de locos...

    ResponderEliminar
  2. que le den el liderasgo a KDE xd QUE ES LA UNICA QUE LO ESTA HACIENDO BIEN. XD por cierto, systemd teng entendido no es depedencia de gnome (aunque si es cierto que quisieron hacerlo dependencia desde la 3.2, nunca se han atrevido a llegar a tanto, si mucho solo han hecho que varias librerias funcionen mejor con systemd, mejorando asi el rendimiento de gnome, osea es "recomendable" mas no "obligatorio" usar systed para poder usar gnome (y de hecho todas las distros pueden usar gnome shell vanilla sin systemd, debian por ejemplo para no hablar de las buntu.


    en cuanto a lo otro tienes razon. gnome ha estado intentando imponer sus cosas a las bravas y les salio mal la jugada.

    yo solo esperoq eu salga algun escritorio qt bonito (porque auqnue uso kde, debo admitir que este es feo y para dejarlo bonito debes usar o una disro cidada como opensuse o la vieja mandriva, o bien meterte 15 horas a configurar mierda en bespin)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi fallo ha sido plantear la cosa de forma jerárquica, cuando en realidad lo que quieren es que todo quede empalmado y soldado, como un buen ordenador Apple, independientemente de la jerarquía.

      Si bien GNOME-Shell no está (del todo) atado a Systemd, porque ha sido portado a Upstart, si que no se ha podido llevar a sistemas BSD y mira que ha pasado tiempo desde la salida de GNOME 3.

      Sobre KDE, yo fui KDEro durante algo más de un año y estuve muy contento, sin embargo, pese a sus infinitas posibilidad, hay herramientas básicas que necesitan mejorar y mucho, como por ejemplo Ark, que palidece frente a File-Roller desde siempre, ¿por qué no puedo hacer un fichero 7zip troceado y cifrado con Ark en 2013?

      Yo pienso que el reto de KDE para la versión 5 es ofrecer algo más práctico sin abandonar sus infinitas posibilidades. Con la versión 4 ya dieron un claro salto en esa dirección, ahora lo que tienen que hacer es dar otro giro de tuerca.

      Aunque como bien digo en el artículo, los motivos que me llevaron a abandonar KDE fue la pésima experiencia de esta en Fedora, pero realmente pésima. Pese a todo, si bien he dejado el entorno, no he dejado las herramientas, ya que Krita, Kate, Kdenlive, Okular, K3B, Clementine ó VirtualBox (las dos últimas no pertenecen a KDE, pero son representativos de Qt) nunca faltan en mi ordenador.

      KDE para mi es mucho más que el entorno (aunque es su producto estrella), ya que en torno a KDE y Qt se han desarrollado la mayoría de las aplicaciones gráficas más potentes de los sistemas Unix y tipo Unix abiertos.

      Eliminar
    2. a mi lo que me tiene mal con kde es que sus applet son muy poco practicas. la de musica es un asco. y si, hay apps que aun faltan madurar como ark y ademas de eso, el gestionador de aprticiones de kde necesita muchas mejoras.

      por cierto. eso que dices del sistema linux integral. a mi en lo personal me parece algo bueno. digo es como entiendo la fragmentación. para mi la fragmenación no es tener 200 distros derivadas de otra (ubuntu por ser el ejemplo mas recurrente) y que esta sea igual a la madre excepto en algunas herramientas predeterminadas, el nombre y el wallpaper. no, eso para mi es personalizar una ISO de ubuntu a tus necesidades. para mi fragmentación es tener 10 servidores graficos, 5 servidores de arranque, 9 de sonido y asi un monton de servicios que SÍ afectan la compatibilidad y la interoperabilidad entre las distros.asi que esto de Systemd y como lo integraran con varias funciones del kernel como cgroups y que todo sea gestionado desde Systemd, me parece una idea acertada, eso nos obligrá a hacer lo que las linux standart bases no pudieron. hacer un stardart entre las distribuciones con el fin de mejorar la interoperabilidad entre distros y asi quedar mas cerca del modelo de BSD, bueno ya es cuestion de opinion. en el fondo, creo que muchos opinan algo similar, solo que la pregunta de fondo es "¿quien deberia ser el que marque el norte, si canonical, red hat, la FSF, pepito rodrigues fundación x parabolas, etc?

      saludos

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares