¿Ha fracasado RPM en el escritorio?

No soy ningún experto en GNU/Linux y básicamente me considero un power user (o usuario avanzado), pero tras siete años utilizando GNU/Linux y volver a Ubuntu más de tres semanas, me lanzo a realizar esta pequeña comparativa psuedotécnica entre RPM y Deb (un debate muy viejo, lo se) o mejor dicho, sobre cómo se utilizan las distribuciones que manejan una paquetería u otra, ya que en todo este tiempo he pasado por diversas distribuciones, siendo Fedora y Debian las que más han aguantado instaladas en mis ordenadores. Aparte, he realizado alguna que otra demostración técnica, lo que muestra que yo no me detenía con lo que veía superficialmente.



¿A qué viene este título?, ¿por qué RPM?, pues básicamente porque las distribuciones que utilizan esta paquetería son, por lo general, menos amigables que las distribuciones que las distribuciones basadas en Debian, y es que tras un buen tiempo usando Fedora y RPM, echaba de menos la simplicidad de las distribuciones basadas en Debian, esa filosofía y forma de hacer las cosas que hacen que todo sea más simple y que la mayor parte de los componentes estén listos para funcionar nada más instalarlos. Por eso me volví a Ubuntu, porque echaba de menos esa forma tan sencilla de hacerlo todo, esa imposición de lo pragmático. En las distribuciones que usan paquetes RPM las cosas no son iguales, cosas que en los sistemas basados en Debian son simples en los que usan RPM muchas veces resultan una tortura. Mientras que dotar de un buen soporte multimedia y que todo funcione a la primera en una distribución basada en Debian es bien sencillo, en openSuSE, por ejemplo, necesitas un truco para hacer funcionar Steam, otro para hacer funcionar Skype en 64 bits y su soporte multimedia es tan malo que no lo salva ni Packman, ya que por ejemplo me ha resultado imposible hacer funcionar Totem en esa distribución.

Mientras la distribuciones RPM se complican en configuraciones sin sentido, las distribuciones de la familia Debian (al menos sus tres principales miembros) tienen todo preparado por defecto para que las cosas funcionen. No tienes que romperte la cabeza en configuraciones engorrosas que te obligan a instalar un montón de paquetes extra buscando esa funcionalidad que necesitas, generalmente APT ya solventa todo por ti y los programas ya vienen configurados de forma predeterminada para ser utilizados sin problemas.

La falta homogeneidad en entre los sistemas que utilizan paquetes RPM es sin duda un gran lastre para su avance, ya que mientras la familia Debian usa APT (una vez más, al menos sus miembros más destacados), en RPM nos podemos encontrar una gran gama de gestores de paquetes, algunos más agraciados que otros. Yum por ejemplo se muestra como gestor muy desarrollado que nada tiene que envidiar a APT, aunque sea un poco lento; Urpmi, el gestor de paquetes de Mageia y Mandriva, también hace una buena labor, siendo capaz de eliminar de forma correcta los paquetes huérfanos (a algunos esto les sonará al famoso apt-get autoremove); mientras que YaST/Zypper todavía sigue mostrándose algo caótico, reinstalando actualizaciones cada dos por tres debido al “choque” de paquetes que son suministrados por varios repositorios. Con todo lo dicho, hay que recalcar que APT hace unos años tenía una ventaja abismal frente a los sistemas de gestores de paquetes RPM, con una resolución de dependencias con la que la competencia solo podían soñar.

Muchas veces me pregunto, ¿por qué los que apuestan por RPM no lo hacen más práctico? Solo he visto una distribución con la intención de hacerlo así, Mageia, la cual apodo Red Hat para seres humanos en clara referencia a un sistema financiado por un turista espacial. Sin embargo, la falta de soporte de terceros para Mageia hacen que ni me plantee usar este sistema y curiosamente ahí es donde está el gran fuerte de las distribuciones basadas en Debian.

Viendo este panorama, veo muy difícil que las distribuciones que usan RPM tengan algún éxito fuera del ámbito de los servidores y las grandes computadoras, por muy estándar por la Linux Foundation que sea, aunque esto fue bastante criticado debido al ninguneo a las distribuciones basadas en Debian. Si sumamos a esto el gran aumento de Debian y Ubuntu en servidores, uno puede llegar a la conclusión de que la fundación que dirige Jim Zemlin ha apostado a caballo perdedor.

La familia Debian se ha impuesto de forma más que contundente en el Linux desktop gracias a su forma sencilla y pragmática de hacer las cosas, mientras que las distribuciones que usan RPM siguen enfocándose en aspectos más técnicos que muchas veces ni siquiera llegan al usuario común. Esa hegemonía de la familia Debian en el desktop ha impuesto un estándar de facto que está siendo bastante incómodo para Linux Foundation, que ha decidido apostar por una tecnología que representa a una minoría que está empezando a ver peligrar su dominio en el sector corporativo, aunque esa minoría es la que aporta dinero a la fundación.

Si las distribuciones que usan RPM son sistemas operativos para personas jurídicas (empresas), se puede decir que los sistemas basados en Debian son para personas físicas (seres humanos).

Comentarios

  1. respecto a totem en opensuse. seguro que usaste este enlace?

    (este lo pongo de manera temporal por que el oficial parece que le estan haciendo mantenimiento ahorita)

    http://opensuse-community.org/codecs-kde.ymp

    digo con este nisiqueira tenes que buscar en yast los codecs despues de agregar los repos packman y libviddvd lo que sea.

    respecto a lo de el articulo (la idea preincipal) me parece que la ventaja no es tanto asi del sistema de paquetes sino que Debian tiene la mejor politica de repositorios de todas las distros, pocos repositorios pero muy grandes y cada paquete tiene un empaquetador esignado y nadie mas puede empaquetarlo -8o empaquetarlo y estar dentro de los repos de debian) sin que este otro empaquetador entre primero. osea es porque debian es orgaizado y claro todas sus derivadas beben y se benefician de ello (cosa genial por supuesto) mientras que en opensuse por ejemplo, gracias al OBS las politicas de empaquetado son mucho las laxas y por ende uno ve 5 6 repos para la misma versión con el mismo paquete pero empaquetado por diferente persona. es algo en lo que se debe de mejorar sin duda en esa distro (especialmente en el repo packman, lo bueno es que parece que de a un mes para atras ya lo estan haciendo. solo he tenido un par de actualizaciones de allí en lugar de las compilaciones casi diarias a las que estaba acostumbrado)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No probé el script para los codecs de KDE, pero si para GNOME Shell, que era el entorno que usaba y nada, en serio, me peleé días con eso y no funcionó.

      Y lo que es sorprendente es cómo una de las distribuciones con unas de las políticas más laxas en torno al software privativo se tenga que comer ese marrón en su soporte multimedia, pero es de vergüenza que una de las distribuciones mayoritarias no tenga esto solventando en 2014.

      Luego la gente se pregunta por qué GNU/Linux no triunfa en el desktop y yo siempre he recalcado este punto, mientras el soporte multimedia siga siendo mediocre y tengamos distribuciones muy usadas que ni siquiera cumplen con los mínimos, lo tenemos más que chungo.

      Sobre Debian, fueron los primeros en ofrecer algo pragmático y sin duda Ubuntu ayudó mucho a empujar en esa dirección, y eso que Debian hace unos años decían que era muy díficil de usar (más que Red Hat) y muchos me lo siguen diciendo y mi respuesta siempre es la misma, si sabes usar Ubuntu a nivel medio, Debian es pan comido.

      Eliminar
    2. Yo siento que Mageia, a como lo planteas en el texto, podría convertirse en la distro que de una alternativa user-friendly a Ubuntu mediante los RPM. No he tenido oportunidad de probar la distro, pero teniendo como base a la vieja Mandriva, hay material. Tal vez solo haga falta algo de $$$ (lo que hay en Canonical) y listo.

      Saludos!!! Por cierto ya estrené nuevo blog en http://inexistencias.wordpress.com

      Eliminar
    3. Vaya, ya es casualidad que el tema más sencillo es el que no funcione. Lo único que se necesita (en openSUSE como en Debian) es el repositorio que proporcione los paquetes correspondientes a los códecs. ¿O Debian reproduce archivos WMP por defecto? xd

      Y conste que no hace mucho había un proyecto que era una especie de openSUSE con códecs y otro software privativo... pero desde que se incluye el soporte mp3 vía gstreamer y flash-player en el repositorio NON-OSS... bueno, cada uno que saque sus conclusiones.

      Otro aspecto llamativo es que la gente no se documenta y después es un problema. Los repositorios Oficiales de openSUSE son OSS, NON-OSS, Updates-OSS y Updates-NON-OSS. De forma adicional, se recomienda añadir el repositorio Packman (y el de libdvdcss). 6 repositorios sin ningún problema.

      Aun así, puedes añadir los repositorios que quieras y regularlos mediante prioridades. No obstante, por defecto no se practican cambios entre repositorios.

      Por cierto, la política de Debian es mucho más similar a la de openSUSE de lo que a muchos les gustaría reconocer.

      También es llamativa la ausencia de comentarios respecto a 1-click, el mecanismo de Yum/Zypper para instalar software.

      En fin, paridas.

      Eliminar
    4. Curiosamente ahora uso openSUSE, y es que esta distribución tenía muchas grandes ideas, pero luego tenía fallos realmente absurdos.

      Por ejemplo en la versión 10.2 por ejemplo la instalé en mi portátil, el cual yo usaba como un sobremesa. Llegó el día en que necesitaba desplazar la máquina y al quitar el cable VGA y encender el trasto la pantalla estaba en negro. Puse el monitor y nada, todo en negro, era imposible tener salida de vídeo, así que tuve que meter Ubuntu otra vez en aquel trasto.

      Varias versiones más tarde, creo que en la 11.2, pero no estoy seguro, si instalaba aplicaciones GTK sobre KDE el sistema se ralentizaba un huevo en el arranque, como si estuviese cargando primero un entorno y luego el otro, cosa que no tenía sentido alguno.

      En otra versión (y creo que esto afectó a varias) no podía instalar Google Chrome por un problema de una dependencia que tenía que resolver a mano.

      La misma versión 12.3 me daba errores al cifrar vídeos en H.264.

      En fin, ahora estoy con openSUSE 13.1 y se han subsanado algunas cosas, aunque otras se mantienen (lo de Steam), aunque a niveles generales estoy muy contento.

      Eliminar
  2. Difiero mucho, aunque actualmente uso Debian Testing, en ejemplo: Mageia, es muy completo, fácil, gran cantidad de paquetes, ligero, estable. El único pero es el tiempo de soporte, como? Si supiese que Mageia va a vivir mas de 5 años, sería mi distro principal.

    Ademas, lo veo al revés. Con Debian, tuve que editar varias cosas a mano, y hacen falta varios paquetes. En Ubuntu hay muchos bugs. Conservo Debian, por que se que esta me va a durar hasta que me muera jaja.

    Me sorprende lo de openSUSE, Use por mucho tiempo openSUSE Tumbleweed + KDE y sin problema alguno, actualizando día con día. Si, Yast es algo que me empezó a molestar, por que no te deja "personalizar" el sistema al gusto.

    Con Fedora, el único problema es su tiempo de soporte de Un año, si fuese mas de 5 años o un estilo Rolling, Jamas saldría de Fedora.

    ResponderEliminar
  3. Discrepo, he usado Ubuntu, Mint y Fedora, y con este último no he tenido problemas con los rpm. No he notado la lentitud en yum, y si la hubiera, queda compensada por los delta rpm. Lo único en lo que pierde Fedora, creo yo, es al agregar nuevos repositorios.

    ResponderEliminar
  4. Yo si que he notado problemas de lentitud en Fedora y para mi, actualizar en OpenSuse siempre fue difícil y en cambio en la familia Debian todo es muy armonioso, en Ubuntu, debian, mint, etc.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares