¿Por qué los desarrolladores de aplicaciones Open Source y Software Libre parecen estar peleados con los diseñadores?

Conversando por Telegram estuvimos comentando sobre la idoneidad de las interfaces convergentes de referencia de GNU/Linux, Unity y GNOME Shell, para un verdadero uso en un dispositivo táctil.

Sinceramente, veo a GNOME Shell mejor acabado que Unity 7, el entorno de Ubuntu basado en GNOME 3, sin embargo, un vídeo que me pasaron me dejó realmente decepcionado.



GNOME Shell es en muchos aspectos superior a Unity 7 para un entorno táctil, tiene unos iconos más grandes, unas barras de título más grandes, hace un genial uso de la barra de desplazamiento en su lanzador, pero como bien habréis visto en el vídeo enlazado en el anterior párrafo, el torpe teclado en pantalla, que tendría que activarse solo cuando no detecta uno físico, se encarga de cagarla por completo, y espero que a estas alturas ese detalle esté solventado.

Todo esto viene de un punto en concreto, la falta de diseñadores de verdad que velen por unos mínimos de calidad en las UI de las aplicaciones FLOSS.

Atizo a GNOME porque una conversación en torno a él ha sido la inspiración para esta publicación, sin embargo otros como KDE tampoco se libran de las quejas, sobre todo por lo confuso de su uso, lo poco cohesionado y lo sobrecargado que está. En KDE 4 por suerte esto fue corregido en buena medida, pero KDE 3 era insufrible, lleno de opciones duplicadas, iconos muy similares que hacían cosas distintas, etc. De hecho cuando estudiaba di KDE 3 como un ejemplo de cómo no debe diseñarse una aplicación, ahí es todo.

Pero quizá el caso más escandaloso ha sido el de LibreOffice, para el cual unos diseñadores, de forma voluntaria, propusieron una serie de rediseños para la interfaz de la famosa suite ofimática libre, que a día de hoy se muestra más que anticuada y obsoleta, a pesar de la barra lateral que le han metido recientemente. ¿Cuál fue la respuesta por parte de los desarrolladores de LibreOffice? Pues rechazo a todas las propuestas recibidas. Esto fue todo un tiro que se dio LibreOffice en el pie y no solo eso, sino que dejó en muy mal lugar al Software Libre, haciéndolo parecer una secta fanática que usa la consola y que como mucho llega MS Office 97 en cuanto a interfaces gráficas.

El gran problema que tiene el Open Source y el Software Libre es que muchas comunidades están dominadas por grupúsculos de ingenieros que tienen entre poco o nulo contacto con la realidad, y que se dedican a abarcar áreas que tendrían que delegar a personas más capacitadas una vez que un proyecto ha alcanzado cierto tamaño. Con esto no quiero despreciar al conjunto de ingenieros, ni sus conocimientos, ni sus capacidades, incluso para diseñar, porque seguro que habrá más de uno muy habilidoso en esta área, pero es innegable que cuando uno prueba software FLOSS, muchas veces se tiene la sensación de que las personas tras de este están peleados con el diseño, sobre todo cuando se trata de ofrecer algo elegante, moderno y accesible, dando la impresión de ser un grupo elitista que mira por encima del hombro al resto de usuarios. Por otro lado es algo conocido que el ego de muchos programadores FLOSS está por las nubes, esto sin contar las brutales discusiones sobre temas para mi pocos discutibles, como el establecer Wayland y systemd como estándares, además de ffmpeg, el cual fue sustituido por libav en Debian, con resultados desastrosos en Ubuntu 14.04, ofreciendo este último un soporte multimedia malo a niveles generales.

Entiendo que proyectos pequeños como Audacity no den más de sí, y que centren todos sus esfuerzos en ofrecer algo funcional por encima de una interfaz bonita, pero proyectos enormes como KDE, GNOME o LibreOffice no se pueden permitir semejantes licencias, y más sabiendo que los dos últimos tienen fuertes apoyos por parte de grandes empresas, estando Red Hat en el caso de GNOME, y Red Hat y SUSE para el de LibreOffice.

Comentarios

  1. Muy de acuerdo. Todos los programadores que quieran colaborar en el proyecto GNU deberían de ponerse de acuerdo y acabar con la fragmentación y hacer software mas completo y de mas calidad, por que para que negarlo en GNU/Linux nos faltan algunas cosas que no serian difíciles de crear si se invirtieran correctamente los esfuerzos. Y otra cosa que se debe solucionar es que haya usuarios/programadores/ingenieros o quien sea que se crean mejores o superiores por usar Arch, Gentoo..... y no les caen bien los usuarios de ubuntu por que es una distro orientada a los nuevos. Estos son problemas muy graves que dan muy mala imagen a la comunidad y son relativamente fáciles de arreglar si todos quisieran que GNU finalmente supere a las opciones privativas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Esto es algo que nunca he entendido de parte de los desarrolladores de open source. El no querer implementar una buena interfaz en sus programas. Siempre he dicho, que una de las mayores asperezas que tiene GNU/Linux es la falta de programas con buenas interfaces de usuario. Los programadores de open source viven en la época donde todo se usaba por consola. A nadie le gusta usar programas con interfaces feas y totalmente fuera de época. ¿Por qué Apple y Windows venden? Porque en el caso de Apple tanto sus programas como sus computadoras tienen un acabo estético que termina gustando a la mayoría de usuarios y en el caso de Windows es lo mismo sus interfaces tanto de sistemas operativos como de aplicaciones son bonitas y fáciles de usar. Que las interfaces de Windows consumen muchos recursos. Estoy de acuerdo, pero al usuario promedio le importa poco o nada eso con tal de que pueda tener una aplicación o sistema operativo que entienda y se sienta cómodo. Los desarrolladores open source deben entender que si quieren llegar a más usuarios deben trabajar sus interfaces. Haciéndolas modernas, estéticas e intuitivas.

    ResponderEliminar
  3. El problema es que los desarrolladores de las interfaces de programas como LibreOffice, KDE o Gnome, u otros proyectos grandes o pequeños, entiendan esta realidad....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares