¿Volver a Fedora?, creo que se me va la oya

A veces uno piensa demasiado, y cuando lo hace, se da cuenta que echa de menos cosas que dejó atrás hace mucho.

Durante unos años fui usuario de Fedora, la distribución comunitaria de Red Hat y que sirve como banco de pruebas para las futuras versiones de Red Hat Enterprise Linux, siendo llamada por mi como la “alfa permanente de Red Hat”, porque siendo sincero, Fedora tiene dos funciones hoy en día. Primero, servir como conejillo de indias para los cambios que quiere implementar Red Hat en su sistema operativo comercial. Segundo, realiza las funciones de GNOME OS mientras que el entorno de escritorio no lance su propia distribución, justo con ese nombre, y que puede estar ya en camino.



Durante el tiempo que estuve con Fedora a niveles generales no me puedo quejar, aunque apareciesen versiones poco agraciadas como las 12, que resultó ser tremendamente inestable, y la 18, que tenía al principio muchos más bugs de los deseables, y eso que salió después de la versión 17, posiblemente la mejor en la historia de la distribución y que prácticamente se meó encima de Ubuntu 12.04 LTS, gracias a su mejor soporte de hardware desde el kernel y a su mayor estabilidad, sin duda en aquellos meses Canonical quedó más que en evidencia.

Aunque estoy cómodo con K/Ubuntu 14.04, echo de menos los paquetes RPM, aunque Yum actualmente anda desaparecido y ha sido sustituido por DNF, el cual espero que sea fácil de aprender para aquellos que aún recordamos el viejo y potente Yum. Otros aspectos que echo de menos de Fedora es su mejor soporte multimedia gracias a RPM Fusion y al uso de ffmpeg en lugar del libav que usa Ubuntu 14.04, y aquí hay que reconocerlo, el soporte multimedia de Ubuntu 14.04 es muy mejorable y yo mismo me he encontrado con bastantes problemas, en Opera, con el poder reproducir algunos formatos de audio como WMA en algunos reproductores, así como un Vokoscreen que no va del todo fino a la hora de grabar sonido, aunque por suerte me presentaron Simple Screen Recorder para sustituirlo. Fedora en un principio no tiene gran cosa a nivel de multimedia debido a que apenas incorpora software privativo, pero con RPM Fusion gana un montón y consigue unos niveles muy buenos en este aspecto.

Y hay otro elemento que echo mucho de menos de Fedora, el poderoso y polémico systemd. Sí, con esta distribución empezaron mis contactos con el init que pretende convertirse en todo un framework de sistema (si no lo es ya), y ahí fue donde empezó a gustarme, gracias a que empecé a notar el sistema un poco más homogéneo y cohesionado, y también por su gran velocidad a la hora de arrancar y apagar el ordenador, aquello fue realmente impresionante, y desde entonces defiendo systemd como init estándar en GNU/Linux, por encima de un sysvinit que en mi opinión era ya un dinosaurio y un Upstart que si bien era mejor que el anterior lo dejaba todo desorganizado, configurándose cada servicio de forma diferente, algo estúpido e incómodo. Cierto que systemd tiene cosas que recuerdan a Windows, algo de lo que me percaté nada más gestionar servicios con él, porque ahí es muy similar al sistema de Microsoft, pero creo que se tendrían que empezar a desterrar ciertos prejuicios dentro del mundo de GNU/Linux, unos prejuicios que han hundido una tecnología muy prometedora como Mono. No menciono a otros init porque no los he probado.

Haciendo un poco de off topic, curiosamente Mono fue desarrollado para ayudar al desarrollo de GNOME, sin embargo fue rechazado al ser una reimplementación de una tecnología de Microsoft. Años después, GNOME 3 sería un entorno fuertemente integrado con systemd, el init que es acusado por sus detractores de ser un “Windows gratis”.

Sin embargo no todo es color de rosa, y si dejé Fedora, fue porque tuve mis motivos. Primero el escaso soporte y luego el hecho de usar una GPU NVIDIA, lo que me obliga a tirar de Kmod y el tener cuidado a la hora de actualizar el kernel para no perder el soporte para los gráficos con el blob privativo. Cuando usaba una ATI no tenía que preocuparme de esto porque usaba el driver libre Radeon.

Ubuntu 16.04 ya traería cosas que espero recuperar en Fedora

Dos cosas que echo de menos de Fedora son systemd y el hecho de usar ffmpeg, curiosamente la próxima LTS de Ubuntu (e incluso la actual 15.04) traerá systemd como init y ffmpeg como “pack” de tratamiento de audio. Además tendría cinco años de soporte (de los cuales espero aprovechar cuatro si no cambio de ordenador) frente a los teóricos 13 meses de Fedora, porque a efectos prácticos una versión de Fedora tiene un tiempo de vida de dos versiones, por lo que no es fijo.

Por otro lado, estoy muy esperanzado con la implementación de systemd en Ubuntu, ya que mis impresiones en torno a Debian 8 se mantienen intactas y por lo que he probado sobre VirtualBox, Ubuntu 15.04 va bastante bien. Así que hay muchas esperanzas de ver un systemd que funcione a la perfección sobre la distribución de Canonical.

¿Qué entorno usaría en caso de volver a Fedora?

Fedora es una distribución fuertemente enfocada a GNOME Shell, y aunque han habido versiones que he usado con KDE, sinceramente la experiencia de Fedora con este entorno está por debajo de openSUSE y Kubuntu, y resulta peor que la de GNOME Shell, así que apostaría por este último como entorno y metería las aplicaciones de KDE que me resultan imprescindibles, como Okular, Krita, K3B y Ksnapshot. Por suerte KDE en Fedora, al menos hasta la última versión que probé, era “psuedo Rolling Release”, o sea, que se va actualizando completamente desde el lanzamiento de la versión hasta el fin de ciclo de vida, instalando siempre una de las últimas versiones, así que software como Krita estarían siempre al día o casi.

Conclusión

¿Volveré a Fedora? Es una decisión que tomaré entre la primavera y el otoño de 2016, y todo dependerá de cómo salgan Ubuntu 16.04 LTS en abril y la última versión de Fedora, dependiendo de la fecha de lanzamiento de este último.

Como se me va la oya...

Comentarios

  1. Soy usuario de Ubuntu (14.04 LTS). Pero me encanta Fedora, aunque lo único que me choca es que saquen versiones tan seguidas y no tengan soporte tan largo...
    Fedora la veo como el conejillo de indias de RedHat EL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que ver si le dan un soporte largo a Fedora, Red Hat se haría competencia a sí misma, y eso no es plan, aunque sinceramente, dudo que Fedora le haga gran competencia a RHEL, primero porque es un software mucho menos depurado, y luego ahí está CentOS. No creo que a Fedora se le cayese los anillos por dar dos años de soporte, sinceramente.

      Por otro lado, y vaya coincidencia, justo ahora estoy casi terminando mi migración a Fedora.

      https://plus.google.com/+EduardoMedinaColdDistance/posts/VJbLw8tuYhs

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Ubuntu para Nenazas jajajajajajajajajajaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares